KETAMINA


La ketamina se sintetizó por primera vez en 1962, y rápidamente ganó notoriedad como un "anestésico disociativo" que podía usarse de manera segura en los campos de batalla de Vietnam para tratar a los soldados heridos sin comprometer su capacidad de respirar bien y mantener una buena presión arterial.

Desde entonces, el uso de Ketamina se ha convertido en un elemento básico en el área de urgencias, particularmente útil para los procedimientos en la población pediátrica, debido a sus propiedades únicas. De hecho, el perfil de seguridad y eficacia de Ketamina es tan bueno que está en la Lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud. Solo aquellos medicamentos que son más efectivos y seguros llegan a esta lista.

En los últimos años la  Ketamina ha tenido un perfil excepcionalmente alto en los medios debido a su efectividad en el tratamiento de una variedad de afecciones, que incluyen el dolor crónico, la depresión mayor, el trastorno de estrés postraumático, la ansiedad, la enfermedad bipolar y el TOC.

En Libell, utilizamos  dosis de ketamina que son solo alrededor del 20% de lo que un niño recibiría por un procedimiento de sedación. Esta "dosificación estratégica" es importante para reducir los efectos secundarios al tiempo que optimiza la actividad del receptor.


img14.png